Estracto de las Condiciones Contractuales

A la firma del contrato, el arrendatario declara conocer el estado del vehículo, a cuyo efecto se han detallado los desperfectos y observaciones en el apartado correspondiente. El mismo será conducido, exclusivamente, por el titular del contrato o las personas autorizadas expresamente por el arrendatario y arrendador en el mismo (siempre mayores de 25 años). En cualquier caso, todos tendrán que reunir las condiciones necesarias para la conducción legal del vehículo (carnet de conducir, edad, puntos, etc.). 

Desde el momento de la entrega del vehículo, el arrendatario y conductor autorizado se hacen responsables del mismo, en los términos de los artículos 1.902 y siguientes del Código Civil.

LAS SANCIONES QUE SE ORIGINEN DURANTE EL PERIODO DE ALQUILER CORRERAN A CARGO DEL ARRENDATARIO.

El vehículo tendrá que ser devuelto en el local del arrendador en la fecha y condiciones previstas en el contrato. Cualquier modificación de dicha fecha tendrá que ser confirmada (mediante nuevo contrato) por el arrendador. El incumplimiento de cualquiera de estos términos llevará acarreada la correspondiente denuncia ante las autoridades competentes.

TARIFAS  

La tarifa correspondiente al alquiler del vehículo comprende, como máximo, un periodo de 24 horas y 400 km de recorrido máximo. Cada km extra (previa autorización) tendrá un sobrecoste de 0,15€/km. No obstante, salvo acuerdo escrito, queda excluida la posibilidad de utilizar dos medios días, es decir, no podrá devolverse pasadas las 9:00 H aunque se haya recogido a las 14:00 H horas del día anterior. En caso contrario computará como alquiler de dos días.

En el caso de devolución con un retraso mayor de media hora, se cobrará un día completo sin que esto de derecho a seguir utilizando el vehículo.

El arrendatario abonará por adelantado el importe del alquiler, así como un “depósito” que será destinado a responder, en primera instancia, del correcto uso del vehículo y acuerdos del contrato, quedando pendiente de la liquidación a que diera lugar. El “depósito” no debe entenderse, en ningún caso, como un límite de responsabilidad frente a daños. Este límite estará indicado en el contrato en función del vehículo que corresponda. En general, el arrendatario será responsable de dichos daños hasta el límite que se fije en cada caso.

COMBUSTIBLE  

El vehículo se entrega con el depósito de combustible lleno (el arrendatario puede solicitar comprobación en el momento de la entrega). Por lo tanto, QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDO realizar repostajes sin autorización del arrendador. Para la valoración del combustible consumido existen dos fórmulas opcionales a criterio del arrendatario:

  • Un precio pactado (en la casilla correspondiente) por Km recorrido. Este precio se mantendrá actualizado en función de la fluctuación de los precios de los carburantes.
  • Llenado del depósito del vehículo a la llegada en presencia de ambas partes (o en quien deleguen) en la Estación de Servicio Peinador (por ser la más cercana a la base). El arrendatario abonará la diferencia resultante del combustible consumido.

En el supuesto de un alquiler en el que sea imprescindible realizar uno o varios repostajes intermedios será necesaria la presentación, al regreso, de las facturas de las estaciones de servicio indicando el tipo de combustible y los litros repostados. 

UTILIZACIÓN DEL VEHÍCULO.

El arrendatario se compromete a:

  • Utilizar el vehículo dentro de los parámetros normales de esfuerzo y conducción, vigilar el correcto funcionamiento del mismo prestando ESPECIAL ATENCIÓN A LOS INDICADORES LUMINOSOS DE ALARMA Y A COMUNICAR INMEDIATAMENTE AL ARRENDADOR CUALQUIER POSIBLE AVERÍA DEL VEHÍCULO.
  • No realizar reparaciones ni ningún tipo de manipulación del vehículo sin la autorización expresa del arrendador.
  • Circular con el vehículo dentro de un radio de 200Km desde la base, salvo autorización expresadel arrendador.
  • No conducir el vehículo fuera del territorio nacionalsin autorización escrita del arrendador.
  • No utilizar, ni conducir, el vehículo fuera de pistas asfaltadas (caminos forestales, agrícolas, etc.)
  • No llevar pasajeros o mercancías para las que, por su naturaleza, se exijan unas condiciones o autorizaciones especiales de las cuales los vehículos no estén adecuadamente provistos.
  • No utilizarlo con fines ilícitos, participar en pruebas deportivas, remolcar vehículo alguno o cualquier uso no previsto por el constructor y/o arrendador.
  • No realizar modificaciones y respetar los precintos puestos en el cuentakilómetros y otros elementos mecánicos.
  • Velar debidamente por la seguridad e integridad del vehículo, documentación, llaves, etc.

Los vehículos están dotados de sistema de localización GPS, como así se indica en la puerta del conductor. El arrendatario, a la firma del contrato, consiente este tipo de gestión que afecta a la seguridad, control de velocidad, ubicación, etc. Los datos obtenidos mediante este medio no podrán ser utilizados con otros fines que no sean los de velar por la seguridad y control de la flota de FurgoVigo. Estos datos no serán almacenados, salvo sospecha de incumplimiento de contrato en alguna de sus formas.

AVERIAS

Ante la eventualidad de una avería y/o accidente, el arrendatario informará en primer lugar al arrendador o, en caso de imposibilidad, al teléfono de asistencia cuyo teléfono figura en el contrato. Las condiciones de la asistencia serán las que se definan en cada póliza en particular, pero en general consiste (en caso de inmovilización confirmada del vehículo) en el desplazamiento de los ocupantes. El vehículo será remolcado a la base del servicio de grúas hasta que el arrendatario coordine con ellos su repatriación (siempre a origen del arrendador).

La asistencia no incluye la ayuda en el cambio de rueda por pinchazo, parada por falta de combustible y demás situaciones que no se pueden considerar averías mecánicas o accidentes. El arrendatario será responsable de los gastos ocasionados en el supuesto de quedarse sin combustible (grúa, filtros, etc.) así como los ocasionados por un error en el tipo de combustible repostado. 

SEGURO

El arrendador tiene suscrita póliza de seguro obligatorio (a terceros) para este vehículo de cuyo condicionado hay una copia a su disposición. Para beneficiarse de la correspondiente cobertura, entre otras, tendrán que respetarse las siguientes condiciones:

  • Que el arrendatario comunique al arrendador cualquier accidente o incidencia dentro del plazo de cuarenta y ocho horas de producirse el mismo aportando la hoja de “parte amistoso”.
  • Que la Compañía Aseguradora no rechace el siniestro por incumplimiento de alguna de las cláusulas generales y/o particulares y en especial por no respetar las condiciones exigidas por el Código de Circulación.

La responsabilidad del arrendatario con respecto a los daños propios causados al vehículo NO ESTÁ CUBIERTA. En caso de accidente, incendio o los ocasionados por uso indebido, el arrendatario estará obligado al pago del importe total de la reparación, más todos los gastos de cualquier tipo producidos como consecuencia de los mismos como puede ser el “lucro cesante”.

El arrendatario podrá suscribir un seguro de daños propios con franquicia, previo pago de la prima que corresponda y su aceptación mediante firma de en el contrato. De ser así, se le facilitará al arrendatario la oportuna copia de las coberturas. No obstante, en ningún caso quedarán cubiertos los elementos considerados como “extras” (radio, triángulos, chalecos, etc.), así como la reposición de llaves y daños a las ruedas. 

El arrendatario reconoce expresamente en este acto la deuda que contraiga por los daños que pueda ocasionar y valorados por taller competente cuyo presupuesto presente el ARRENDADOR, o por un perito cuya intervención cualquiera de las partes puede solicitar.